Las bragas sucias: un placer para todos los sentidos

¿Cuántas veces te has imaginado cogiendo las bragas sucias del cesto de la ropa para lavar de casa de una amiga? Ya no necesitas fantasear más con esto, ya que gracias Panty.com, podrás disfrutar de todas las bragas sucias que tu traviesa mente quiera. 

Las bragas sucias son el principal producto que puedes comprar en Panty.com. En nuestro mercado, abierto a hombres y mujeres a partir de 18 años, podrás disfrutrar no sólo de fotografías de las chicas en braguitas, sino que podrás hablar con ellas, saber qué han hecho para que las braguitas estén tan sucias, y tenerlas en unos pocos días en casa.

La posibilidad de vender bragas sucias a través de nuestra plataforma, permite a chicas de todo el mundo ponerse en contacto con los clientes interesados, de manera rápida y directa.

Plano cercano de mujer vistiendo sus bragas sucias

¿Cómo puedo comprar bragas sucias?

Sólo necesitas darte de alta en nuestra página en unos pocos pasos. Una vez estés dentro podrás ver el mercado completo de bragas sucias y empezar a descubrir todos los productos.

En Panty.com podrás encontrar las chicas que a ti te gusten, con gran variedad de perfiles y así ajustar tus búsquedas al tipo de mujer que más te llama la atención.

La mejor opción a la hora de comprar en Panty.com, es establecer una conversación con la chica a la que le te interese vender bragas sucias. Puedes usar cualquiera de los siguientes consejos para entablar una conversación:

  • Lee el anuncio de las braguitas, quizás haya algún detalle del que te gustaría saber más o aclararlo y pregúntale.

  • Revisa el perfil de la anunciante. Siempre podrás encontrar más información sobre ella y tener una descripción más detallada. Así podrás encontrar algún tema para iniciar la conversación. 

  • Charla simplemente con ella para conocerla. Empieza preguntando cualquier cosa que te cree curiosidad y crea una charla cordial y respetuosa. Muchas veces una conversación sencilla te llevará sin darte cuenta a que surja un tema del que hablar. 

Ten en cuenta que la principal función de los mensajes en Panty.com es para establecer una charla con una chica de las que quiere vender sus bragas sucias. Si tras varios mensajes la chica ve que no estás interesado, dejará de hablar contigo. Por lo que es importante que establezcas charlas con chicas de las que realmente quieres adquirir algún producto.

Mujer tumbada en la cama contenta por vender bragas sucias

¿Qué no hacer a la hora de comprar bragas sucias?

En el momento de entablar conversación, es importante que estés atento y recuerdes que al otro lado de la pantalla, sigue habiendo una persona como tú. Una persona que merece la pena conocer y con la que podrás crear un juego charlando con ella, pero siempre respetando los límites de la otra persona. A continuación de dejamos algunas de las prácticas que no debes realizar a la hora de charlar con las chicas:

  • Enviar mensajes de manera indiscriminada sin querer realizar compras: ten en cuenta que cada chica de nuestra plataforma se implica con su negocio y es lógico que quieran invertir su tiempo de manera productiva. Mira que tipo de productos o servicios ofrecen, y si te interesa, ¡comienza una charla!

  • Si una chica te dice que no a alguna petición, no sigas insistiendo. Habitualmente las chicas establecen en su perfil que tipo de productos ofrecen. Aunque no está de más de que preguntes, tampoco conviene ser insistente si ya has recibido una negativa. 

  • Hablar de manera poca respetuosa. Recuerda que al otro lado de la pantalla hay otra persona, por lo que si en algún momento hay un desacuerdo entre vosotros, lo que mejor es parar la conversación sin entrar en ningún tipo de conflicto. 

  • Pedir detalles personales: una de las particularidades de Panty.com es que respetamos el anonimato de nuestros usuarios. Por ello si la chica en cuestión no quiere revelar ciertos detalles de su vida o datos personales, no hay que volver a preguntar. En definitiva para la compra de bragas sucias no es necesario saberlo. 

Como ves adquirir unas bragas sucias es muy sencillo y el proceso para conocer a las chicas cuestión de pura lógica. ¿A qué esperas para comprar las tuyas?